Ecomaternidad

Pañales desechables, ecológicos desechables y de tela ¿Cuál elegir?

julio 26, 2019

Desde que empecé a plantearme cómo llevar mi inminente maternidad tenía claro que quería hacerlo de la forma más respetuosa posible con el medio ambiente. Y sabía que no iba a ser una tarea sencilla. En las últimas décadas se ha instaurado un sistema de productos de un solo uso, que resultan muy cómodos pero altamente contaminantes para el medio ambiente. Hay dos ejemplos muy fácil de identificar (aunque hay muchos más, por supuesto): las toallitas húmedas y los pañales desechables.

Hoy quiero hablaros sobre los pañales (otro día nos centraremos en las toallitas).

Contando con que a un bebé hay que cambiarle el pañal unas 10 veces al día y un niño usa unos 5000 pañales en sus primeros años de vida, el tema se torna importante. Solo intenta imaginar la montaña de pañales que supone todo eso, multiplícalo por todos los bebés que nacen en tu pueblo o ciudad e intenta hacerte a la idea del impacto medioambiental que generan esos residuos (que, como os cuento ahora, son bastante contaminantes) … Sin duda, es un tema para tomárselo en serio. En mi caso, después de leer e investigar mucho sobre ello he decidido utilizar pañales ecológicos desechables y pañales de tela y os quiero contar por qué y todo lo que he averiguado al respecto ¿Preparados? Allá vamos.

¿Qué opciones de pañales hay? 

Empecemos por el principio. La primera pregunta que me hice fue ¿Qué opciones hay para gestionar eso de las cacas y pises del bebé? (Porque lo de dejarlo todo el día sin nada puede ser un poco catastrófico). La primera conclusión, aunque parezca evidente, es que el pañal se ha usado desde prácticamente el inicio de la humanidad  y es, por tanto un elemento imprescindible y no sustituible. 

Ahora bien, superada ya la etapa de usar pieles, hojas de plantas o cualquier otra cosa rudimentaria para intentar mantener las cacas y pises a raya y descartando la opción de usar telas y trapos como hace unos 50 años (que no es tanto) ¿Actualmente qué opciones de pañales hay? Pues he encontrado tres:

Recomendación: Muy interesante y resumido este post sobre la historia de los pañales del blog Crianza Natural.

Pañales desechables


Son los «clásicos» ( y lo pongo entre comillas porque, en realidad, hasta los años 80 no se hicieron populares). Si no tienes ni idea de pañales, como me pasaba a mi, son los clásicos Dodot que se ven en los anuncios. Los que te va a regalar todo el mundo.

👍 A favor de los pañales desechables

  • Puedes adquirirlos de forma sencilla en cualquier centro comercial o farmacia.
  • Son un poco más económicos que los ecológicos (no mucho más, de verdad) e, incluso, hay muchas ofertas para conseguir el mejor precio de todos.
  • Hay mucha variedad para que pruebes y escojas el que mejor le queda a tu peque.
  • Son cómodos de usar. Quitas uno sucio, lo tiras y pones uno limpio.
  • Son cómodos de usar fuera de casa.

❌ En contra de los pañales desechables

  • Generan grandes cantidades de residuos que no se pueden reciclar ni compostaje.
  • Tardan entre 500-600 años en degradarse (cada uno), imagínate cuanto tarda en degradarse la montaña de pañales que genera SOLO tu hijo/a.
  • Son 100% sintéticos. Tienen en su composición una gran variedad de elementos químicos tóxicos que no son buenos para la piel ni para el medio ambiente, cuando se descomponen.
  • Su fabricación requiere del uso de muchos derivados del petróleo.

Pañales ecológicos desechables


Son muy parecidos a los desechables en forma y uso, la diferencia es la composición de los mismos. Están elaborados en su mayoría con elementos naturales. He de avisar que, en mi pequeña investigación he averiguado que, aunque ponga ecológicos no son 100% biodegradables, es decir, sí, están elaborados con elementos naturales pero no al 100%. Algunas marcas llegan al 70% de biodegradabilidad (que ya es bastante mejor que los anteriores) pero si eliges esta opción, tienes que tenerlo claro.

👍A favor de los pañales ecológicos desechables.

  • Tardan entre 4 y 6 años en degradarse (compáralo con los 500-600 de los otros)
  • Están elaborados con una mayor cantidad de compuestos naturales, no llevan tóxicos, ni perfumes y son más respetuosos con la piel del bebé.
  • No son tan caros como te puedes imaginar, si buscas bien, puedes encontrarlos al mismo precio que los desechables.

❌ En contra de los pañales ecológicos desechables

  • Generan residuos.
  • son tan fácil de conseguir como los «normales», normalmente tienes que ir a tiendas eco o pedirlos por Internet (Aunque una vez que tienes una tienda de referencia donde conseguirlos, no hay mayor problema)
  • Hay menos variedad.

– Recomendación: Listado de análisis de pañales ecológicos desechables ¿Son 100% biodegradables?

– Recomendación: Comparativa de 4 marcas de pañales ecológicos desechables

Pañales de tela


Se trata de pañales reutilizables. Son de tela y están fabricados en varias partes, desmontables, lavables y reutilizables.

👍A favor de los pañales de tela

  • No generan resiudos.
  • Son fáciles de encontrar y hay bastante variedad en marcas.
  • Son  evolutivos, es decir, compras un juego y van creciendo junto al bebé.
  • No tienen elementos químicos ni tóxicos, son de algodón y fibras naturales.
  • Son muy económicos, aunque por unidad son mucho más caros que los anteriores, en el conjunto total ahorras mucho.

Si se usan unos 5000-6000 desechables en los primeros años de un niño, con 20 o 30 pañales de tela tendrás más que suficiente.

❌ En contra de los pañales de tela:

  • Hay que limpiarlos. Es decir, cuando hay una caca, tienes que quitarla y echarlo a lavar.
  • Pones muchas lavadoras, continuamente.
  • Son más incómodos para usarlos fuera de casa.
  • Se gasta más agua.

Después de toda esta información, mi conclusión es que no existe una opción 100% ecológica, incluso los de tela, aunque no generan residuos, el uso de las constantes lavadoras genera su impacto. Aún así, como decía al principio, el uso de los pañales es necesario, por tanto, colocando sobre una balanza los pros y contras de unos y otros, aunque ninguno sea la panacea, prefiero elegir las opciones que tengan un menor impacto en el medio ambiente. Es decir, mis opciones serán usar utilizar pañales ecológicos desechables hasta que me haga un poco con la situación, después intentaré probar los pañales de tela a ver qué tal nos apañamos. Una vez que tengamos instauradas las rutinas, mi situación ideal sería usar pañales de tela en casa y los ecológicos desechables fuera de casa pero, si no fuera posible, en cualquier caso usaría siempre los ecológicos desechables frente a los desechables tradicionales.

Decidido esto, la siguiente cuestión que me planteé fue ¿Qué marcas usar? Pues bien, he elegido unas cuantas para probar pero, prefiero hacer ese post más adelante cuando las pruebe y pueda daros una opinión al respecto. Igualmente tenéis mucha información en Internet, os dejo a continuación algunos post que os pueden resultar útil si queréis seguir investigando.


Fuentes de información adicionales:

Imágenes: Foto portadaFoto 1 | Foto 2 

    Leave a Reply